Pin It

10 ERRORES NO PERMITIDOS EN POLÍTICA. (Continuación)

6 ¿Profesionalización de la política?

Un político es un pensador y un creador que tiene un equipo cualificado, no sólo amigos que resuelven y buscan fórmulas operativas. Usted no solo maneja herramientas técnicas, usted busca soluciones difíciles. Se le supone inteligencia y creatividad, por esta razón, no funcione con la inercia “de lo de siempre” porque “el como siempre” ya no es lo que se necesita en el presente… ni en el futuro. La modernidad no está en la edad, está en las ideas. Para tener una identidad actual usted tiene que demostrar que es merecedora de ella. El asesoramiento político produce clones y hay que hacer brotar la personalidad, el ser uno mismo es la mejor garantía de no equivocarse. La “profesionalización” uniforma, nos mete en la forma y no en el contenido. Y en este punto es donde el coaching político proporciona herramientas para evitarlo.

7 No hipotecarse por el partido.

El partido tiene que ser el vehículo de un proyecto no una apisonadora o una lanzadera. El político trabaja para el conjunto de los ciudadanos, no para sus correligionarios. No le gusta al electorado ver como las exigencias de la tribu superan a las de los votantes, esto hace que se desconfíe del motivo real por el que se trabaja. Se sospecha del líder y del partido. La política no es solo un trabajo “aprendido”. Es más, la política es la responsabilidad de llevar el bienestar a un Estado. Hay que bailar marcando bien el paso, no simularlo, y las disputas dentro del mismo partido dan inseguridad al votante. Profesionalización sí, en el sentido de usar herramientas eficaces, pero no hasta ser ocultado por ellas.

El coaching político, favorece la conservación de la esencia, y la coherencia entre las necesidades del Partido y las individuales.

8 Carencia de Emocionalidad.

La emocionalidad no es debilidad, es atracción. Los cerebros emocionales existen. Nos movemos por emociones que luego se conceptualizan. Nueva era, nuevas estructuras, nuevos descubrimientos.

La frialdad produce distanciamiento y el distanciamiento, falta de compromiso. Cuando se actúa con emoción, el recorrido hacia el logro es mayor. Y se necesita ese COMPROMISO para creer, para confiar, para actuar.

No caigan en el contenido de esta frase: ”On sengage, puis on voit”… “Uno se compromete, después ya se verá”. (Atribuido a Napoleón).

9 Falta de Honestidad.

“Porque has de saber, Sancho, si no lo sabes, que dos cosas solas incitan a amar más que otras: que son la hermosura y la buena fama”. (Cervantes).

En la nueva política la estética ayuda, y ayuda mucho, los medios de comunicación son el gran escaparate. Una imagen bien cuidada y pulida es agradable de ver y produce fiabilidad, pero hemos llegado a un punto en que muñecos parlantes opositores de temas variados nos gobiernan, de tal modo que su falta de honestidad les afea. Fortunas amasadas, comportamientos delictivos hace que el electorado se sienta desigualmente tratado. La corrupción se puede meter debajo de la alfombra, pero hay que limpiarla con frecuencia para no tener que ocultar nada. La confianza se tarda en conseguir pero se pierde rápidamente y en épocas duras o difíciles, de sacrificios colectivos, no se perdona.

1O Egoísmo.

Cuando se nota el egoísmo, el pensamiento del electorado es que “ese político está más interesado en sí mismo y en sus objetivos, que en mí”, no es proactivo, deja de creer y su razonamiento va más allá: “¡¡¡¡está en ese cargo por mí y se le ha olvidado”!!!!!!!

La falta de capacidad de acuerdos, anteponer intereses particulares y de partidos, aparta a las personas. Los egos hay que meterlos bajos las mangas, así las manos están más libres para actuar.

Hay egoístas, como diría Chamfort, “que quemarían vuestras casas para hacerse dos huevos”. En política se penaliza lo que huele a interés propio o sindicado. Las urnas hablan y hablan, no menospreciemos ni engañemos a quienes depositan su confianza. No es bondad, es lógica.

 

“El coaching político no define estrategias ni proyectos políticos, que son asunto de los gabinetes de ideas. No trabaja en ganar elecciones, sino en perfilar la personalidad del político, en asentar sus fortalezas y pulir sus debilidades”.

 

Montse Fernández de Haro (Coach Político y Ejecutivo)

5 thoughts on “10 ERRORES NO PERMITIDOS EN POLÍTICA. (Continuación)

  1. Óscar

    Montse mi más sincera enhorabuena, un análisis claro, exhaustivo, sincero, valiente y auténtico, ¿lograrán nuestros políticos no caer, al menos, en la mitad de esos errores?, necesitan urgentemente una revisión de sus valores que les permita desarrollar con prontitud acciones nobles, íntegras, honradas y humildes para sus conciudadanos. Gracias por el aire fresco que desvela la realidad que nos envuelve. Un abrazo.

  2. JUAN ANTONIO

    Gran artículo, refleja las carencias de nuestra clase política. Deberían reeducarse para poder transmitir mucho mejor las soluciones a nuestros problemas reales.

Responder a Gemma Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies